Sellado Cortafuego de Ductos de Aire Acondicionado y Grasa

  • Post category:Blog

Hoy vamos a hablar sobre un tema recurrente, los ductos de Aire Acondicionado y grasa…

Muchos edificios modernos están equipados con sistemas de HVAC y suelen tener establecimientos en los pisos inferiores como cocinas y restaurantes. La mayoría funciona a través de una red de ductos, los cuales pasan a través de paredes y losas, lo que hace que el edificio sea vulnerable al fuego. Sin medidas adicionales para la protección contra incendios, esta resistencia ya no estaría garantizada. No obstante, mediante una protección adecuada  en los ductos, se logra que el área se mantenga protegida por cierto tiempo cuando se presente un incendio.

Los ductos de aire acondicionado (HVAC) y grasa  deben ser sellados y/o recubiertos con materiales cortafuego  para confinar el fuego, el humo y los gases tóxicos, evitando la propagación de estos en un tiempo determinado que normalmente es de dos horas. Según los detalles particulares de cada instalación se deben instalar superficialmente y/o en forma perimetral, al atravesar sustratos.

Los sellos cortafuego son materiales pasivos de protección contra el fuego, usados para dar resistencia y restablecer la integridad del rating (tiempo de resistencia al fuego) de una superficie, pared o losa que fue comprometida por una penetración. Actúan impidiendo el paso de la llama a la habitación o espacio colindante (sellado vertical) o al piso superior (sellado horizontal) durante un lapso de tiempo.  Existe una variedad de alternativas, basadas en propiedades refractarias, ablativas, endotérmicas e intumescentes.

Los planos de seguridad y evacuación de una edificación señalan las zonas de las que deben ser protegidas del fuego, como las áreas de evacuación, las escaleras, montantes,  cuartos eléctricos, cuarto de bombas, entre otros.

¿Cuales son los objetivos de sellar cortafuego?

  • Protección de la vida humana, manteniendo condiciones sostenibles de seguridad en los espacios protegidos.
  • Protección de vías destinadas a las operaciones contra incendios, ya que la operatividad de los bomberos depende de que dichas vías estén libres de humo, permitiendo el acceso hasta la planta afectada por el fuego sin tener que utilizar equipos de respiración.
  • Protección de bienes. Se debe impedir que el humo se propague hacia zonas que contengan equipos valiosos, procesadores de datos u otros artículos que sean particularmente sensibles al mismo.

Todas las condiciones de sellado cortafuego – ubicación, materiales, cantidades, procedimiento de aplicación- deben estar registradas en los sistemas certificados y ensayados por los fabricantes, garantizando así que se comporten como una protección ante la ocurrencia de un incendio. Con la vida no se juega.